Declaración de Bien Familiar

La declaración de bien familiar tiene por objeto amparar el hogar de la familia en su calidad de tal y no en su aspecto patrimonial. El artículo 141 del Código Civil establece dos requisitos para que proceda la declaración de bien familiar y, estos son los siguientes:

1.- La existencia de un inmueble de propiedad de cualquiera de los cónyuges, sin importar el Régimen de Bienes del matrimonio, esto es, sociedad conyugal, sepración de bienes o participación en los gananciales.

2.- Que dicho inmueble sirva de residencia principal de la familia. La denominación residencia denota un ánimo de permanencia por parte de quienes residen en ella.

Ahora bien, Cómo solicito la declaración de bien familiar?

La declaración de bien familiar se realiza ante el Juzgado de Familia correspondiente, en procedimiento breve y sumario con conocimiento de causa, a petición de cualquiera de los cónyuges y con citación del otro.
Ahora bien, la ley establece que la sola presentación de la demanda transformará provisoriamente en familiar el bien de que se trate.
El cónyuge que actuare fraudulentamente para obtener la declaración a la que se refiere este artículo, deberá indemnizar los perjuicios causados, sin perjuicio de la sanción penal que corresponda aplicar al caso concreto.

Qué efectos produce la declaración de bien familiar?

Una vez practicada la subinscripción de la medida al margen de la inscripción de dominio en el Conservador de Bienes Raíces no se podrá enajenar o gravar voluntariamente, ni prometer enajenar o gravar los bienes familiares, sino con la autorización del cónyuge no propietario. La misma limitación regirá para la celebración de contratos de arrendamiento, comodato o cualesquiera otros que concedan derechos personales de uso o de goce sobre algún bien familiar.

Qué ocurre si el cónyuge no propietario se encuentra en la imposiblidad de dar su autorización o en la negativa?

En el caso que el cónyuge no propietario se encuentre en el imposibilidad de dar su autorización o en la negativa no fundada en un interés de la familia, el otro cónyuge podrá pedir al juez que supla la voluntad del conyúge respectivo.