Abogados de Familia: Divorcio Unilateral

Muchos se habrán preguntado si antes de la publicación de la Ley 19.947 (Ley de Matrimonio Civil), existía una figura jurídica con la denominación de “divorcio“, la respuesta es afirmativa, sin embargo, no era vincular, esto es, se mantenía el vínculo matrimonial entre las partes.

Con la entrada en vigencia en Chile de la Ley 19.947, el 17 de Mayo de 2004, se estableció el divorcio como una de las causales para poner término al matrimonio, evitando desde ese momento la falacia jurídica que se producía con las nulidades matrimoniales.

El divorcio unilateral vino a solucionar el problema que existía cuando una de las partes deseaba poner fin al matrimonio y la otra no. La ley de Matrimonio Civil en su artículo 55 inciso tercero, exige para poder solicitar el divorcio unilateral el cese de la convivencia por a lo menos tres años, el que se cuenta desde la fecha de la presentación de la demanda hacia atrás.

Caso de Divorcio Unilateral:

Juan Antonio tiene 5 años separado de hecho con su mujer y  ha decidido rehacer su vida con una nueva pareja, por ello, decide entablar una demanda de divorcio unilateral al Tribunal de Familia. Asi las cosas, don Juan Antonio tiene un hijo de su matrimonio, quien actualmente tiene nueve años de edad y en su oportunidad se fijó ante el Tribunal una pensión de alimentos que no ha sido cumplida en forma reiterada por don Juan Antonio. Debemos agregar que la situación económica del demandante de divorcio es regular a buena, pudiendo solventar sin problemas la pensión regulada por el tribunal.

Qué puede hacer la demandada?

En este caso la demandada podría solicitar al tribunal en su contestación a la demanda que se rechace la demanda impetrada, puesto que la ley establece que no se dará lugar al divorcio unilateral cuando el juez verifique a solicitud de la parte demandada, que el demandado no ha dado cumplimiento reiterado a su obligación alimenticia pudiendo hacerlo.