Juicios Ejecutivos-Tercerias-Embargo

El juicio ejecutivo de obligaciones de dar, consta fundamentalmente de dos cuadernos:

 

1)     Cuaderno principal o ejecutivo: El que constituye el procedimiento mismo que se someterá a la decisión del tribunal. Las actuaciones que conforman dicho cuaderno son: demanda ejecutiva, excepciones del deudor, contestación de las excepciones, declaración  del tribunal sobre admisibilidad o inadmisibilidad de las excepciones, recepción de la causa a prueba, término probatorio, observaciones a la prueba, citación para oír sentencia y dictación de sentencia.

 

 

2)     Cuaderno de apremio: Quizás el más conocido por los deudores, puesto que en este se expresa el elemento de fuerza del juicio. Dicho cuaderno se paraliza en el intertanto que se resuelven las excepciones o cuando transcurre el plazo legal sin que el deudor o ejecutado haya opuesto excepciones. Las actuaciones del cuaderno de apremio son: mandamiento de ejecución, embargo, entrega de bienes al depositario, remate de los bienes embargados, consignación  del valor de los bienes, liquidación del crédito y costas y finalmente pago al acreedor.

 

Excepcionalmente, puede existir en los juicios ejecutivos otros cuadernos, cuales son, los cuadernos de tercerías.

 

Las tercerías son cuadernos independientes, es por ello, que pueden existir o no, en los cuales personas ajenos al juicio invocan algunos de los derechos establecidos legalmente, los que son los siguientes:

 

1)     Tercería de Dominio: El tercero alega el dominio de los bienes embargados.

 

2)     Tercería de Posesión: El tercero reclama la posesión de los bienes embargados.

 

3)     Tercería de Prelación: El tercero alega derecho para ser pagado preferentemente con el producto del remate.

 

4)     Tercería de Pago: El tercero solicita derecho para concurrir en el pago a falta de otros bienes.