Acuerdos Reparatorios y Suspensión Condicional del Procedimiento

Nuestro Código Procesal Penal, establece la Suspensión Condicional del Procedimiento y el Acuerdo Reparatorio como dos mecanismos alternativos para la resolución de conflictos, los que fueron incorporados al nuevo proceso penal como una manera de orientar la facultad que tiene el Estado de sancionar o imponer penas (ius puniendi), atendiendo ciertas exigencias de bien público y evitando de esta manera concentrar la atención del sistema procesal en los casos en que los imputados no poseen antecedentes penales o han cometido delitos de menor envergadura, entre otros.

Suspensión Condicional del Procedimiento:

La suspensión condicional del procedimiento consiste en un acuerdo arribado entre el Fiscal, el imputado y su abogado defensor, el cual supone suspender el proceso a cambio del cumplimiento de determinadas condiciones por parte del imputado y durante un plazo no inferior a un año ni superior a tres.

La suspensión condicional del procedimiento podrá decretarse en los siguientes casos:

a) Si la pena que pudiere imponerse al imputado, en el evento de dictarse sentencia condenatoria, no excediere de tres años de privación de libertad.

b) Si el imputado no hubiere sido condenado anteriormente por crimen o simple delito.

c) Si el imputado no tuviere vigente una suspensión condicional del procedimiento, al momento de verificarse los hechos materia del nuevo proceso.

d) En el evento que se trate de delitos de homicidio, secuestro, robo con violencia o intimidación en las personas o fuerza en las cosas, sustracción de menores, aborto, los contemplados en los artículos 361 a 366bis, 367 y 367 bis del Código Penal, como asimismo, conducción en estado de ebriedad causando la muerte o lesiones graves o gravísimas, el Fiscal deberá someter su decisión de solicitar la suspensión al Fiscal Regional.

Condiciones a Cumplir:

El juez de garantía dispondrá que durante el período de suspensión, el imputado esté sujeto al cumplimiento de una o más de las siguientes condiciones:

1.- Residir o no residir en un lugar determinado.

2.- Abstenerse de frecuentar determinados lugares o personas, como por ejemplo: Si se trata de un delito de hurto simple, la condición de no frecuentar la tienda xxx durante el plazo de un año.

3.- Someterse a un tratamiento médico, psicológico de otra naturaleza.

4.- Tener o ejercer un trabajo, oficio, profesión o empleo o asistir a algún programa educacional o de capacitación

5.- Pagar una determinada suma a título de indemnización de perjuicios, a favor de la víctima o garantizar debidamente su pago. El juez podrá autorizar el pago en cuotas o dentro de un determinado plazo, el que en ningún caso podrá exceder el período de suspensión del procedimiento, como por ejemplo: Si se trata de un delito de manejo en estado de ebriedad con resultado de daños a terceros, se establece como condición que el imputado pague a la víctima la suma de $xxxxxxx, a título de indemnización de perjuicios por los daños ocasionados al vehículo xxxxx.

6.- Acudir periódicamente ante el Ministerio Público y, en su caso, acreditar el cumplimiento de las demás condiciones impuestas.

7.- Fijar domicilio e informar al Ministerio Público de cualquier cambio de domicilio.

8.- Otra condición que resulte adecuada en consideración con las circunstancias del caso y fuere propuesta, fundadamente, por el Fiscal, como por ejemplo: En un delito de injuria se establece como condición que el imputado pida disculpas públicas a la víctima.

Revocación de la Suspensión Condicional:

En el evento que el imputado incumpla, sin justificación, grave o reiteradamente las condiciones impuestas, o fuere objeto de una nueva formalización de la investigación por hechos distintos, el juez, a petición del Fiscal o de la víctima, revocará la suspensión condicional del procedimiento y éste continuará de acuerdo a las reglas generales. La resolución dictada por el juez de garantía será apelable.

Acuerdos Reparatorios:

Es un mecanismo alternativo de resolución de conflictos que consiste en un acuerdo alcanzado entre el imputado y la víctima, el cual pretende reparar las consecuencias dañosas del delito y aprobada por el juez de garantía produce la extinción de la acción penal, a diferencia de lo que ocurre con la suspensión condicional del procedimiento, ya que en esta última la acción penal se extingue sólo si el imputado dio cumplimiento dentro del plazo fijado por el juez a las condiciones impuestas.

Los requisitos del acuerdo reparatorio son los siguientes:

1.- Acuerdo libre e informado de parte del imputado y la víctima.

2.- Que los hechos imputados sobre los que versará el acuerdo sean de aquellos que afecten bienes jurídicos disponibles de carácter patrimonial, sean constitutivos de lesiones menos graves, o se refieran a delitos culposos, como por ejemplo: apropiación indebida, giro doloso de cheques, entre otros.

3.- Que no concurra en la especie un interés público prevalente en la continuación de la persecución penal, como por ejemplo, que el imputado sea reincidente en el delito.